Los primeros años de crecimiento son fundamentales, es la época donde los niños aprender a convivir y empiezan a discernir lo que es correcto de lo incorrecto. En esa etapa es muy importante tanto la educación que reciben los peques en el colegio como en casa. Y es que aunque parezca complicado hay que establecer límites y cierta disciplina, el secreto es mantener la coherencia y ser consecuente con los que trasladamos a los niños.

Desde E.I Menuts os traemos una serie de consejos que pueden ayudar a aplicar esas reglas y disciplina (positiva) tan necesarios en este etapa de crecimiento.

Consejos para aplicar reglas y disciplina a los niños

 

Crear rutinas: Un hábito es mucho más fácil de comprender y seguir que una orden. Si establecer ciertas rutinas al final el niño se acostumbrará y las realizará sin que haya que recordádselo. Ejem: Tras jugar siempre hay que recoger.

Mantener la objetividad: Frases poco concisas pueden llegar a confundir a los niños. Los peques nos entenderán mucho mejor si expresamos las normas de forma concreta y la aplicamos a situaciones concretas. Ejem: En lugar de ‘pórtate bien’, ‘en el colegio hay que portarse bien’. De este modo también aumentamos la relación de complicidad con el niño.

Recompensas: Crear una tabla de recompensas puede ayudar a reforzar la acciones positivas que los niños realizan.

Ofrecer opciones y alternativas: No siempre debemos dar un orden sin opción. Podemos ofrecer alternativas que permitan al niño sentir la sensación de capacidad de elección, de modo que parece que ha sido su propia idea. Ejem: Es hora de irse a dormir.¿Quieres que te ayude a ponerte el pijama o prefieres hacerlo tu?

Ofrecer explicaciones: El niño comprenderá mejor una orden si sabe porqué la está realizando y que todo tiene una finalidad. De esta forma los peques desarrollan valores internos de conducta y comportamiento desarrollando su propia conciencia.

El mayor ejemplo está en los padres: La mejor técnica positiva que existe es siempre actuar acorde a la educación que transmitimos a los niños, sino podemos crear confusiones en el niño y provocar el efecto contrario.

En la Escuela Infantil Menuts consideramos vital la comunicación e implicación tanto de la comunidad educativa como de las familias en el aprendizaje de los más pequeños. Ese refuerzo positivo que se produce en casa es fundamental para el desarrollo.

Si quieres conocer más sobre nuestra metodología de trabajo, servicios, actividad o conocer nuestras instalaciones, te invitamos a visitar nuestra página web.

Escribe un comentario


+ cuatro = 10