El pasado 27 de julio del 2017 inaguramos el Huerto Escolar de nuestro Centro Escolar Menuts 1 donde nuestros alumnos junto a sus padres han aprendido a plantar y cultivar verduras y frutas. Productos que posteriormente utilizaremos para su consumo, ya sea en el comedor escolar o en casa

¿Por qué hemos decidido instalar un huerto en nuestras escuelas?

El huerto es un lugar para jugar y explorar: los niños y niñas se benefician al sentir los sonidos, las fragancias, las texturas, colores y sabores del huerto. Pueden hacer de este lugar un mundo nuevo donde despiertan la curiosidad y el deseo por aprender.

El huerto es un lugar seguro, en el que niños y niñas pueden correr ciertos riesgos y tomar responsabilidades.

El huerto es un proyecto colectivo donde se crean relaciones. Un espacio dedicado a sembrar vegetales en la escuela puede ser aprovechado por todos: niños de distintos niveles, educadores, familias y toda la comunidad.

La mejor forma de aprender sobre las ciencias. Niños y adultos aprendemos e investigamos al hacer un huerto. Conocemos los ciclos de vida de las plantas, sus procesos de crecimiento, las similitudes y diferencias entre ellas, las interacciones con otros organismos en la tierra.

Es un momento para reflexionar sobre nuestro futuro, el uso de pesticidas, el cuidado del agua, el desarrollo sostenible y la construcción de comunidades.

No hay comentarios

Escribe un comentario


4 + = nueve