La Mesa de la Paz es un recurso adaptable a cualquier hogar y cualquier aula.

Es una idea sencilla y eficaz para acompañarles mientras aprenden a controlar sus emociones y resolver sus conflictos. Además, les ayuda a desarrollar otras habilidades, como la reflexión introspectiva, la empatía, la capacidad de escucha y la expresión oral.

Materiales para crear la mesa de la paz en el ambiente Montessori:

  • La mesa: una mesa exclusiva con dos sillas
  • El reloj de arena: se colocará en el centro de la mesa. Cuando alguien necesite un tiempo para tranquilizarse, puede sentarse en la Mesa de la Paz, darle la vuelta y observar cómo la arena pasa de un lado al otro. Unos 3 minutos suelen ser suficientes para los más pequeños. Además, pueden girar el reloj todas las veces que necesiten.
  • El instrumento de paz: Debe ser un objeto bello y especial. Con frecuencia se utiliza una flor, una bola de nieve, una caracola…La persona que tenga en las manos el instrumento de paz tendrá el turno de palabra y no podrá ser interrumpida. Cuando acabe, deberá cederlo a su interlocutor.
  • La campanilla: Se hace sonar cuando quienes se han sentado ante la mesa han alcanzado un acuerdo.

Escribe un comentario