La timidez infantil: consejos para padres

niño timido- escuela infantil menuts

La timidez infantil, en su acepción más psicológica, define a “aquellos niños con un patrón de conducta caracterizado por un déficit acusado en las relaciones interpersonales y una tendencia estable y acentuada de escape o evitación del contacto social con otras personas”.

Los niños tímidos suelen ser tranquilos, temerosos, callados...y no suelen ser personas que causen o tengan problemas. En las Escuelas Infantiles Menuts somos perfectamente conscientes de lo importantes que son las relaciones sociales como parte fundamental del desarrollo infantil. Por ello se detecta de forma temprana al niño tímido y se le brindan las herramientas necesarias para que desarrolle relaciones interpersonales saludables.

Los niños y las niñas tímidos suelen evitar a las personas desconocidas. Suelen preferir jugar solos, y si están con sus compañeros, suelen ser los menos participativos y habladores. También suelen mostrar recelo ante todo lo desconocido.

Existe un grado de timidez acusado, en el que el niño o la niña no puede desarrollar un día a día con total normalidad. Además, cada pequeño es un mundo, y hay que tratar de ayudarlos atendiendo a las peculiaridades de cada uno.

Mediante el refuerzo positivo y el entrenamiento en las relaciones sociales, podemos hacer que el niño o la niña poco a poco vaya dejando atrás ese alto grado de timidez y vaya soltándose.

Los padres, como siempre, tienen un papel fundamental en la tarea de ayudar al pequeño a dejar atrás la timidez. Hay que tener en cuenta que nunca hay que forzar al niño ante una situación nueva, y que es mucho mejor tratar de trabajar la timidez en situaciones que para él son ya familiares.

Otra de las premisas que más ayudan al pequeño es no hacerle sentir nunca diferente a los demás y mucho menos ridiculizarlo. Debe de ser consciente de que lo que a él le sucede le pasa a mucha gente.

Además, el niño debe pensar en sus padres como personas que le conocen y comprenden su problema, y darle la confianza y tiempo necesarios para que, a medida que va creciendo vaya superando nuevos retos, siempre tratando el tema con la máxima naturalidad.

No obstante, hay que tratar de evitar la sobreprotección. Así como no hay que presionarle para que salude, se despida, o juegue con otros compañeros, aún menos hay que tomar su palabra y contestar por él. Tampoco es recomendable ir excusándolo ante los demás cuando da muestras de timidez: “es que es muy tímido”. Si el pequeño escucha demasiado y asimila la excusa, puede asimilar que está bien su forma de actuar, pues sus padres lo justifican constantemente ante los demás.
 
También es recomendable tratar de ser sociable delante del pequeño, pues los niños tienden a actuar como sus padres, y si estos se muestran sociables, esto es una buena influencia para el niño.

Otra forma de incentivar al niño es reconociendo sus progresos y méritos. Cada vez que haga un esfuerzo en superar su timidez hay que reconocérselo y sentirse orgulloso del esfuerzo, pues para un niño tímido cada uno de los pasos que da intentando superar su timidez es un gran avance.

Visita nuestras Redes Sociales:

Instagram Facebook Twitter Youtube

Comentarios

  1. […] preocupa que tu hijo o que tu hija no sea sociable? Existen niños y niñas que son más tímidos e introvertidos y por ello hay que ayudarles a relacionarse con otros niños y niñas. Este proceso es un trayecto […]

Escribe un comentario

Últimas noticias

ilusion-escuela infantil menuts

La ilusión en los niños: fomentarla es beneficioso para ellos y para sus mayores

Ver noticia

Día Internacional Sin coches en Menuts Massanassa

Ver noticia

Musicoterapia en Menuts

Ver noticia

Tu privacidad es importante

Utilizamos cookies propias y de terceros (Google Analitycs) para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Debes aceptarlas para navegar por la web.

Aceptar Configurar Ver la política de cookies

Cookies