En E.I. Menuts se van realizando durante el curso talleres relacionados con la programación educativa del centro. Estos talleres favorecen el desarrollo de los niños en todos los sentidos. Los padres y los abuelos también son bienvenidos en estos talleres y participan en las actividades que se realizan en ellos. 

La implicación de los familiares en las actividades del centro no sólo es muy positiva, sino que también añade cierto elemento de complicidad entre ambas partes.

Algunos de los talleres que se han realizado en este último mes de octubre: han sido: Clase con Maskotas y la Inauguración del Huerto Urbano Menuts.

CLASE CON MASKOTA

Uno de los beneficios de la relación de las mascotas y los niños, es el aumento de la socialización y la autoestima de los niños. El pasado 23 de octubre llevamos a cabo este proyecto de aula. Iniciamos nuestras clases con Osa el perro de terapia de Maskotas.

El objetivo de esta clase es fomentar en los niños de preescolar, el amor, el cuidado y el respeto por la naturaleza y los animales. 

Empezamos la clase presentando Osa a los niños y niñas; y luego ellos se presentaron a Osa. Todos acariciaban cariñosamente a Osa.

Le pusimos gomets de diferentes colores a Osa, y jugamos con los colores. También jugamos con ella, giramos todos juntos en el césped, hicimos gimnasia y nos despedimos hasta la próxima clase.

Durante la clase con Osa hemos trabajado innumerables conceptos. Además del amor, el cuidado y respeto, los niños y niñas han empatizado desde el primer momento con Osa, se han dado sentimientos de comprensión y humanización.

INAUGURACIÓN HUERTO URBANO MENUTS

Otro de los talleres que llevamos a cabo fue la inauguración del Huerto Urbano Menuts el pasado 21 de octubre.

Los huertos escolares, son espacios reservados en los colegios donde los alumnos plantan frutas y verduras que luego son aptas para su consumo. Se trata de una tendencia cada vez más creciente a la que la Escuela Infantil Menuts se ha querido sumar. 

Fue un evento genial y divertido, rodeados de todos nuestros alumnos y sus familias. Los padres y madres se pusieron a regar el huerto con sus hijos, más tarde comenzamos a plantar, y los niños y niñas ayudaron con una pala de plástico pequeña.Todos disfrutaron un montón, sin duda fue un taller emocionante lleno de complicidad.

Escribe un comentario