No hay nada que divierta más a un niño que jugar, una actividad que le ayuda a desarrollarse y adquirir habilidades como ser independientes, potenciar la imaginación, concentración, interiorizar valores y aprender cada vez algo nuevo.

Según un último estudio llamado “Juega con ellos” de Famosa afirma que el 82% de los padres piensa que es un planazo jugar con sus hijos aunque el 65% reconoce que no dedica demasiado tiempo al juego. 

Desde E.I. Menuts sabemos la importancia que tiene que los padres compartan dicha actividad con los niños. Existen algunas técnicas que favorecen la relación con los pequeños durante el juego. ¡Toma nota y no te pierdas ninguna! 

Involucrar a los niños

Para empezar, implicarnos y preguntarles cuáles son sus juegos favoritos. De este modo, verán que sí importa su decisión y sus gustos se tienen en cuenta. Su comportamiento será correcto y se concentrarán mejor en el juego. Ellos son los verdaderos protagonistas.

 

Describir los pasos del juego

Otra técnica a tener en cuenta, es describir lo que el niño hace con un tono alegre y positivo. Esto demostrará que estamos pendiente de su juego y lo hace bien.

 

Al nivel de los niños

Cuando vayamos a jugar con ellos, es recomendable sentarnos cerca y no establecer roles. Si están jugando en el suelo, sentarnos junto a ellos.

 

Exaltar la actividad del pequeño

Elogiar lo que hace el niño es algo que se aconseja, mostrar cualquier gesto afectivo sonriéndole hará que coja confianza y seguridad. Esto le permitirá desarrollar su autoestima y motivación.

 

Evitar corregir y dirigir la actividad

Debemos ayudarles a desarrollar su propia creatividad y libertad, no obstruir si algo lo están haciendo mal. Siempre podemos aportar dándoles ideas o resolviendo dudas pero sin restringir su expresividad.

 

Animarle para que resuelva problemas

Si durante el juego surge algún problema, el adulto puede dar indicaciones y consejos de cómo lo haría para resolverlo pero conviene que su papel sea solamente de apoyo y conseguir que el problema sea resuelto por el niño.

 

Conocer mejor a tu hijo

A través del juego podrás descubrir su evolución, qué herramientas domina y cuáles son sus motivaciones.

 

Siempre se puede sacar tiempo para jugar

Que el tiempo no sea una excusa que te impida jugar con ellos, bastan unos 10 o 15 minutos para pasar tiempo de calidad mostrando nuestra disposición y atención.

 

En nuestro blog podrás encontrar más entradas sobre temas muy variados, ¡échales un vistazo!

 

| También te puede interesar:

Consejos para mejorar la concentración en los niños

¿Qué películas elijo para ver con mi hijo?

La importancia de la lectura en el desarrollo de los niños

No hay comentarios

Escribe un comentario