Proyecto educativo

Nuestro proyecto pedagógico cuenta con una metodología de trabajo activa, flexible y personalizada que busca orientar la actividad infantil hacia la experimentación, el juego y el aprendizaje.

 

ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS:

 

  • Estimulación temprana: desde la más temprana edad aplicamos metodologías y ejercicios destinados a despertar y desarrollar las características de cada niño en el área del lenguaje, evolución física y psicológica.
  •  

  • Desarrollo de la creatividad: a través de actividades corporales, expresión plástica, sensibilidad musical, dramatización de cuentos, interpretación de canciones y bailes, etc. Potenciamos su imaginación, así como la capacidad de expresión y el sentido crítico del niño.
  •  

  • El plurilinguismo: los niños expuestos a varios idiomas son más creativos y desarrollan mejor las habilidades de resolución de problemas. En el aprendizaje de idiomas a corta edad, el mejor método conocido es la inmersión en el idioma de una forma natural, esto se debe de apoyar con diferentes técnicas como son los bits de inteligencia y en soportes musicales y visuales.
  •  

  • Fomento de la interacción: para crecer es necesario compartir y nuestros alumnos desde su más temprana edad, lo aprenden cada día participando en numerosas actividades colectivas.
  •  

  • Potenciando valores: todos somos iguales y aprendemos a respetar nuestra diversidad a querernos y cuidarnos con tolerancia y afecto.
  •  

  • Organización: nuestras jornadas siguen una planificación y rutina diaria para que los niños interioricen la gestión y el concepto de tiempo, tan importante en su desarrollo.
  •  

  • Participación de la familia: propiciamos la activa participación de las familias en nuestro proyecto educativo para que exista una secuencia real entre lo que aprenden en la escuela y lo que ven en sus casas.
  •  

  • Inteligencia emocional: Las emociones son las reacciones que manifestamos ante una persona, lugar, situación, etc.
    Gestionar nuestras emociones nos permite controlar nuestras acciones. Gracias al desarrollo emocional, el niño y la niña construyen su identidad, autoestima, seguridad y confianza.
    Por esta razón, favorecer el crecimiento de la inteligencia emocional les ayudará a enfrentarse del modo más adecuado a las dificultades que encontrarán a lo largo de su vida.