A la hora de educar a los más peques siempre hay que tener en cuenta ciertas normas y hábitos que garanticen su salud física y mental, así como su ajuste social. Su aprendizaje siempre dependerá de la etapa en la que se encuentre, no obstante, es importante comenzar cuanto antes a sentar las bases de organización de la vida familiar. De este modo podrán adquirir las condiciones mínimas para lograr un desarrollo físico y psíquico adecuado. Precisamente, uno de los hábitos más importantes, y en el que prestamos especial atención desde nuestro servicio de comedor escolar, es la alimentación. En este artículo os contaremos algunos consejos para que los niños coman bien.

Desde nuestra guardería en Valencia sabemos que el momento de la comida puede ser tedioso y generar conflicto y desesperación por parte de los padres. Cada niño tiene su ritmo, pero existen unas pautas de alimentación que pueden ayudarles a aprender y desarrollarse correctamente.

Consejos para que los niños coman bien

  • Acostumbrar a los más peques a los horarios. De modo que se genere un hábito debemos siempre comer a una hora determinada, acostumbrando al niño y generando en él apetito y sentido del hambre. La comida entre horas puede generar desgana a la hora de comer y si se hace habitual sea acabará perdiendo el hábito de la comida a ciertas horas. Lo ideal es siempre que los niños disfruten de 5 comidas al día: Desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.
  • Durante la comida debemos evitar bebidas con gas o demasiado azúcaradas. Estas pueden provocar sensación de saciedad y que el niño no tome los alimentos verdaderamente importantes para su desarrollo.

consejos alimentación niños

  • Debe existir variedad en su alimentación, preparando recetas sanas y apetitosas. A ser posible que la presentación sea sencilla y despierte su interés. Además a la hora de introducir alimentos nuevos es bueno hacerlo en los momentos de más apetito y dejando que lo miren, huelan y prueben a su ritmo.
  • La hora de la comida no tiene porque considerarse una obligación, debe ser un momento de reunión familiar. Un instante en el que compartir experiencias, ideas, hablar del día y en general provocar en los peques una sensación de normalidad y bienestar.
  • No todos tenemos los mismos gustos, por lo que es normal que al niño pueda no gustarle cierto alimento. Se debe ser comprensivo y ofrecer alternativas, nunca forzar y generar un conflicto. Sino, puedes que se consiga el efecto contrario y genere en el menor una sensación de obligatoriedad y rechazo.

 

En nuestros centros escolares en Valencia consideramos estos consejos básicos a la hora de enseñar a nuestros alumnos. En nuestras escuelas infantiles ofrecemos a los niños menús adecuados a su edad, basados en las recomendaciones dietéticas de cada etapa de crecimiento y elaborados teniendo en cuenta el aporte de nutrientes que los niños en desarrollo necesitan.

Si quieres más información sobre estos u otros servicios disponibles en nuestras guarderías E. I. Menuts, puedes contactar con nosotros.

 

Escribe un comentario


4 + = ocho