En los primeros años de vida, la psicomotricidad juega un papel fundamental en el desarrollo del niño, ya que influye directamente sobre el desarrollo intelectual, afectivo y social.

  1. A nivel motor; Permite al niño dominar su movimiento corporal
  2. A nivel cognitivo; Permite al niño mejorar en memoria, atención y concentración.
  3. A nivel social y afectivo; Permite a los niños conoces y afrontar sus miedos así como relacionarse con los demás.

La psicomotricidad se refiere al control del propio cuerpo, bien al control de piernas, brazos, cabeza y tronco, llamada psicomotricidad gruesa; o al control de manos y dedos, conocida como psicomotricidad fina.

La psicomotricidad está unida con el nivel de maduración del niño. Pero en ocasiones, es necesario ejercitarla para que se desarrolle.

 

Ejercicios de psicomotricidad gruesa

  1. Coordinación de pies

Subir escaleras: sujeto a la baranda y luego suelto.

Bajar escaleras: sujeto a la baranda y luego suelto.

Andar de puntillas.

Saltar con los dos pies juntos cayendo en el mismo lugar.

Andar sobre una línea recta manteniendo el equilibrio

Caminar marcha atrás manteniendo el equilibrio.

Andar sobre un bordillo manteniendo el equilibrio.

Saltar de baldosa en baldosa.

Sostenerse sobre un pie manteniendo el equilibrio.

Pasar un “circuito”, realizado en el que hay que andar, saltar, pasar a gatas, dar una voltereta…

  1. Coordinación de brazos

Botar una pelota.

Lanzar una pelota a otro: con las dos manos y luego con una mano.

Recibir una pelota con las dos manos y luego con la mano derecha e izquierda.

Jugar a los bolos.

Ejercicios de psicomotricidad fina     

Apretar con fuerza una pelotita en la mano.

Modelar con plastilina.

Recoger objetos pequeños con los dedos e introducirlos en una botella.

Aplastar bolitas de plastilina.

Hacer bolitas de papel.

Pulsar teclas con todos los dedos.

Rasgar papeles

Adivinar objetos con los ojos tapados, solo con el tacto.

Pinchar chinchetas de colores sobre un corcho.

Picar con un punzón.

Reproducir construcciones realizadas con bloques.

Abrir y cerrar tarros o botellas.

Meter cuentas en una cuerda o cinta.

Pasar páginas de un libro, una a una.

Colorear: con pintura de dedos, con ceras, rotuladores gruesos o con lápices si es capaz.

Dibujar trazos marcados con puntitos.

Juegos como pianos musicales, xilófonos, ensartables

Despegar pegatinas y pegarlas en una hoja.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribe un comentario