Una de las fechas más bonitas sin duda para disfrutar con toda la familia son las vacaciones de Navidad. En esta época las escuelas infantiles y las guarderías de Valencia se toman un descanso mientras que los niños disfrutan de unos días sin cole.

Por su parte, los padres aprovechan para poder pasar mucho más tiempo con ellos. Por esta misma razón, desde las Escuelas Infantiles Menuts queremos ofreceros una serie de juegos para poder disfrutar de todos ellos pero, sobre todo, con los más pequeños.

– Búsqueda del tesoro

Se trata de hacer una gincana adaptada a niños de tres años y con temática navideña. Es decir, se crea una lista de cosas que los peques deben encontrar, tales como turrones, dulces de Navidad, algún santa o adornos.

Se puede escribir una carta especial, escrita por “los Reyes Magos” o “Papá Noel” y que alguno de los adultos se disfrace y así crear una mayor emoción entre los participantes. A la carta hay que añadirles una serie de pistas para poder encontrar los tesoros. Para ello hay que tener siempre en cuenta la edad de los pequeños, aunque si los padres participan la diversión será aún mayor.

– Creación de adornos de Navidad

Tan sencillo como juntar en la mesa o en la alfombra del salón a todos los niños y niñas y ponerles a colorear figuras de Navidad. Para hacerlo más entretenido, también se puede usar cartulina de goma eva. Por ejemplo, con ayuda de un adulto, pueden crear un árbol de goma eva de un palmo o un poco más y que los propios niños añadan una serie de adhesivos en forma de adornos de Navidad.

– Creación de un cuento de Navidad

Con la ayuda de los padres, hay que crear un cuento de Navidad entre todos. Empezará siempre un padre o una madre y le seguirán los pequeños. Es muy recomendable grabar, ya sea en vídeo o en audio, cómo se va creando el cuento porque la imaginación infantil es increíble.

Para saber qué niño va primero se pueden hacer a su vez varios juegos. Por ejemplo se les puede pedir que se ordenen entre ellos por orden alfabético o por mes de nacimiento. Para ello necesitarán la ayuda de los adultos, pero les ayudará a resolver situaciones además de pasarlo bien.

– Adivinar qué hay en la bolsa

Con una bolsa que no permita saber qué hay en su interior se puede crear un juego. Consiste en introducir un objeto que tenga que ver con la Navidad dentro de la bolsa y que el niño o niña que le toque intente adivinarlo con los ojos cerrados. Si acierta, el premio dependerá de cada padre y madre y de lo bien que se hayan comportado este año.

Escribe un comentario