EL BALANDRITO_ JOAQUÍN SOROLLA

El balandrito fue pintado en 1909 en la playa valenciana de El Cabañal, por el autor Joaquín Sorolla, resultando una de sus obras más populares. Este autor es uno de los pintores llamados luministas porque en sus cuadros las figuras y el fondo parece iluminado por una luz muy intensa.

Los niños jugando en el agua o en la orilla de la playa son un frecuente pretexto de sus cuadros, en los que el punto de vista se eleva hasta hacer desaparecer el horizonte, dejando que el agua llene la totalidad de la composición. En este óleo sobre lienzo se produce la desaparición de la profundidad, la identificación del espacio pictórico con la superficie del lienzo, y la disolución de la figura en su fondo, ambos deshechos, atomizados por la acción de la luz reflejada y refractada en la superficie movediza del agua. La elección en concreto de este pintor surgió al observar, por casualidad, la pintura de un niño jugando con un barquito de papel en la orilla del mar.
Con la realización de un mural y diferentes actividades que realizaremos en la clase de guardería y reforzaremos en casa, recordaremos el color azul, identificaremos el medio de transporte que aparece en el cuadro “El barco” y la imagen global del cuerpo.

Escribe un comentario


× 7 = catorce